CRIFA y Fórum Anarquista

Organizado por la Iniciativa Federalista Anarquista de Brasil (IFA-Br), con el apoyo de la propia Internacional de Federaciones anarquistas (IFA), a la que pertenecen, se celebró en Campinas la primera reunión de la CRIFA (Comisión de Relaciones de la IFA) que tiene lugar en Latinoamérica, y el III Foro General Anarquista (FGA) de Brasil.

Los días 14 y 15 de junio, en un excelente ambiente fraterno, con la participación de todas las Federaciones que actualmente integran la Internacional en Latinoamérica y varias más llegadas desde Europa, se desarrollaron los trabajos y deliberaciones propios de las CRIFA pero con una característica especial: era la primera vez que se organizaba en Latinoamérica desde el nacimiento de la IFA y tuvieron una especial relevancia los temas que le eran propios. También reuniones específicas de las Federaciones latinoamericanas para mejorar sus trabajos en común, estrechar sus relaciones y programar proyectos o campañas comunes en cuestiones que afectan especialmente a la región, así como superar los complejos problemas derivados de las enormes distancias que les separan geográficamente. Al final de la CRIFA se aprobó sacar una nota de apoyo a los anarquistas y al pueblo venezolano en estos momentos de serio conflicto interno.

Los días 16, 17 y 18, ya con un formato abierto a la participación de personas y colectivos externos, se desarrolló el III Foro General Anarquista. Repleto de conferencias, debates y actividades culturales, en un ambiente igualmente fraterno y colaborativo, contó con unos anfitriones excepcionales: Fenikso Nigra, grupo local de la IFA-Br en Campinas. El espacio, una asociación de vecinos en la que colaboran, era perfecto para el desarrollo del Foro. Contaba con espacios para niños, un salón de actos grande, una cocina, duchas, pudieron dormir algunos visitantes internacionales y, sobre todo, compañeros y compañeras que, ayudados por comisiones de trabajo organizados para diversos trabajos relacionados, nos dieron una lección de saber hacer y solidaridad. El propio presidente y otros vecinos integrantes de la asociación, asistieron a varios de los debates y compartieron momentos de ocio, agradablemente sorprendidos de que el comportamiento y las palabras de los anarquistas no se correspondían con la imagen que el poder y sus voceros daban de ese movimiento.

Aprovechando la presencia de numerosos visitantes internacionales que habían acudido a la CRIFA, el Foro contó con muchos de ellos para introducir algunos de los debates y conferencias. Así, René Berthier, de la Federación Anarquista francófona (FAf), habló de los cien años de la Revolución rusa, junto con Cristina Dunaeva (profesora en investigadora de la Universidad Nacional de Brasil) y Leandro Ribeiro, investigador de la Unesp/Assis. Pablo Pérez, de la Federación Libertaria Argentina, habló sobre uno de sus proyectos, la Escuela Libre de Constitución (para el que el Grupo Anarquista Albatros de la FAI había organizado un crowfunding cuya recaudación se les entregó en mano) o un debate conjunto titulado “América Latina y Europa: nacionalismo, crisis de la globalización y criminalización de las luchas sociales”. Mario Rui, habló sobre el anarquismo en su país (Portugal), mientras en otro foro paralelo Erika, de Fenikso Nigra, introducía un debate sobre familia, género y anarquismo. Hubo otros debates y conferencias simultáneas como los de los “40 años de O Inimigo do Rei”, interesante periódico anarquista brasileño a cargo de uno de sus últimos integrantes, Carlos Baqueiro, llegado desde Salvador de Bahía, “Anarquismo y sindicalismo hoy” que introdujeron desde Fenikso Nigra y la Liga de Río de Janeiro, o “Anarquismo: resistencia y lucha etnorracial en América Latina”. También, “Anarquismo como práctica en las comunidades” que presentaron desde Fenikso Nigra y el Colectivo Aurora Negra. En este debate debería haber participado Rodolfo Montes de Oca de El Libertario (Venezuela) pero no pudo asistir debido a los conflictos de su país. Hubo otros muchos actos con este mismo formato: “Cien años de la huelga general de 1917 en Brasil”, a cargo de Antonio Carlos de Oliveira y Alexandre Samis, con gran participación, y debates sobre “Amor libre: géneros y sexualidad hoy”, “Federalismo anarquista en el siglo XXI: desafíos, proyectos y prácticas” o “Cooperativa y autogestión” presentado por Marcelo Freire, de Fenikso Nigra.

Las actuaciones que acompañaron este Foro se organizaron en conjunto con músicos y bailarines de la Asociación de Vecinos, que se volcaron con el evento y nos invitaron a unas infusiones que no conocía y me olvidé de preguntar, en un ambiente emocionante el sábado por la noche. Más emocionante aún fue el cierre el domingo, a cargo de Abilio, de Fenikso Nigra, agradeciendo la participación de tantos compañeros y compañeras venidas desde otros países, desde otras ciudades o de la propia Campinas y que consiguieron darle un contenido muy estimulante para seguir en la difusión y en la lucha de unas ideas que mejorarán la sociedad del futuro.

Los compañeros brasileños, quisieron seguir aprovechando las visitas de anarquistas europeos y siguieron organizando actos en Sao Paulo, Río o Salvador de Bahía. De la FAI, la FAf y la CNT española participamos en el local de los petroleros o en un colegio de Río de Janeiro, en un coloquio sobre formas de organización anarquista y en una protesta por la libertad de Rafael Braga, preso desde hace 3 años para escarmentar a las importantes protestas de 2013, con ridículas acusaciones y manipulaciones que en España conocemos bien.

Una experiencia militante y personal para no olvidar.

Pascual González

Fuente: https://www.nodo50.org/tierraylibertad/348articulo5.html

Anarquistas del Caribe y Centroamérica frente a la “maduración” neo-liberal y militarista del chavismo

DESDE DÓNDE Y CON QUIÉN ESTAMOS

Para nosotrxs anarquistas que habitamos tierras aledañas a Venezuela, lo que está ocurriendo en ese país no nos resulta distante ni indiferente. Nuestras dependientes economías han recibido durante casi dos décadas los subsidios dadivosos en combustibles de los convenios de PetroCaribe. Es por eso que casi todos los Estados y buena parte de los actores de la sociedad civil de la región caribeña ofrecen ahora su silencio cómplice frente a la apoteosis neoliberal, autoritaria, represiva y militarista en que finalmente ha derivado el gobierno de Nicolás Maduro Moro.

No negaremos el valor de tales convenios para nuestras sociedades, pero no vamos a cerrar los ojos frente a las inmensas contradicciones sobre las que se asientan. La proyección internacional de la revolución bolivariana ha favorecido a sectores sensibles de nuestros países, no desconocemos los beneficios de los servicios que se han generado bajo los acuerdos como el ALBA-TCP, pero no sólo somos clientes de asistencias gubernamentales, partidarixs de la unidad de la región o anti-imperialistas; también nos sentimos anti-autoritarixs, anticapitalistas, anarquistas, proletarixs y gente de pueblo. Es así, que no queremos ser cómplices de un silencio pagado con petróleo.

Nuestras afinidades y simpatías son para el pueblo anónimo venezolano que no esperó por las “condiciones objetivas favorables”, ni se tomó en serio el llamado “fin de la historia”, y protagonizó en 1989 el Caracazo, la primera gran revuelta popular en el mundo contra la consumación de las políticas neoliberales que luego se implementarían en todos lados.

Cuando a inicios de los 90 el Movimiento V República emergió en el mercado de ofertas de representación política, sus voceros no escatimaron elogios y dádivas al pueblo rebelde y auto-organizado. Pero hoy, cuando el chavismo ha llegado a su óptima maduración neoliberal, militarista, represiva, aquel mismo pueblo es descalificado con epítetos de “terrorista”, “criminal”, “ultraderechista”; acusaciones que pretenden esconder la mutación grotesca que han sufrido todos los profesionales de la política revolucionaria en el poder.

Estamos con los protagonistas de las movilizaciones en barrios populares como El Valle, Coche, 23 de Enero, Baruta y 5 de Julio en Petare, Caracas; con el levantamiento generalizado que ha ocurrido en la zona sur de la Valencia popular y obrera. Nuestros corazones están en las ocupaciones y recuperaciones de supermercados, en los violentos choques con la policía en La Isabelica, San Blas, Los Cedros, los Guayos, Tocuyito, Estado Carabobo, los cuales se han replicado en los Estados de Táchira, Mérida, Maracaibo, Barquisimeto, Falcón, testimoniado por compas venezolanos afines a nuestras perspectivas de lucha.

Estamos contra la Policía Nacional Bolivariana, la Guardia Nacional Bolivariana,y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Militar, que por incorporar el adjetivo de “bolivarianos” a sus nombres, no han dejado de ser soportes esenciales del Estado autoritario y asesino. Estamos contra los “colectivos” paramilitares, engendros creados con el Plan Zamora, alimentados por la degradación del auténtico movimiento organizativo popular de los años 90, de la mano de la burocracia y el militarismo chavista. Estamos contra el violentismo mediático de los políticos opositores, que sólo buscan atizar la polarización entre las maquinarias políticas para forzar un simple recambio de opresores como supuesta salida a la crisis en curso.

Estamos con los miles de detenidos sin amparo legal que son enviados como terroristas a tribunales militares y a cárceles súper pobladas. La Constitución Bolivariana de 1999 establece que la justicia militar se circunscribe a los delitos de naturaleza militar, pero como vemos es letra muerta, como todas las regulaciones legales si de sostener los intereses dominantes se trata.

Estamos con los familiares de las decenas de muertxs, en su mayoría jóvenes, los más de mil heridxs. Estamos con la juventud estudiantil y popular barrial que han armado sus propias instancias de autodefensa en avenidas y en las calles de los barrios. Estamos con esos jóvenes que en Maracay enarbolaron un cartel que decía “Ni MUD Ni PSUV, Somos los de abajo que venimos por los de arriba”, porque solo con un cambio de gobierno no se resuelve la situación.

LA HOJA DE PARRA DEL ANTIIMPERIALISMO DE SALÓN

El anti-imperialismo que hoy esgrime la maquinaria mediática chavista es una burda hoja de parra que pretende ocultar hechos muy concretos:
Grandes buitres del sector energético y mega minero (Chevron, Schlumberger, Halliburton y Barrick Gold) ya tienen jugosas concesiones por 40 años en Venezuela, lo que les otorgará un protagonismo crucial en el diseño de la nueva Constituyente. El presidente Nicolás Maduro giró instrucciones a sus medios de comunicación para que no criticaran al electo Donald Trump a quien calificó de “amigo” y “camarada”. A través de la empresa estatal Citgo, Maduro donó medio millón de dólares para tender puentes de diálogo con la nueva administración yanqui. El gobierno venezolano ha venido pagando prioritariamente la inmensa deuda externa del país al capital financiero internacional y se mantiene como fiel socio del llamado Consejo Nacional de Economía Productiva, cuya máxima expresión es la íntima relación con el oligopolio mediático Organización Cisneros, garantía de apoyo de la mayoría de los medios de comunicación privados. Es un gobierno que cada día se viste mejor a la medida de los intereses de Wall Street, pero no quiere que lo dejen de catalogar de “bolivariano”, de “izquierda” y “anti-imperialista”.

Se trata, otra vez, de los frustrantes límites de las revoluciones de “liberación nacional”, “socialistas”, “participativas”, “anti-imperialistas”, etc., basadas en los altibajos en los precios internacionales de las materias primas. Es otra vez la crisis de la “Venezuela Saudita”, ahora con rostro bolivariano, de la cual emerge nuevamente una tenebrosa estela de hambre, desintegración comunitaria, incapacidad de generar medios autónomos de vida, caos existencial de millones de personas, violencia entre los de abajo. Y todo esto promovido por la combinación de fetichismo nacionalista petrolero (“Venezuela potencia”), clientelismo político, caudillismo mesiánico, culto machista al hombre fuerte, capaz de hacer magia desde lo alto de la pirámide del poder, que siempre ha inhibido la solidaridad popular, la convivencia, el trabajo fraterno y la celebración entre los de abajo.

PAZ ENTRE LOS DE ABAJO, GUERRA SOCIAL CONTRA LOS DE ARRIBA

Ninguna Asamblea Constituyente será solución para tan graves y profundos problemas sociales, culturales y psicológicos que afectan a nuestros pueblos. Entre el humo tóxico, el fuego aterrador de las armas, las acciones de destrucción y reabastecimiento popular violento, las autodefensas barriales para enfrentar a los cuerpos represivos, los miles de heridos, la muerte y el dolor por los seres queridos, emerge algo mucho más útil y liberador que una nueva Constitución del Estado venezolano. Algo que los ideólogos de la no-violencia y los incondicionales del pacifismo no quieren ver: la posibilidad práctica de una comprensión vivencial e intelectual sobre quiénes son nuestros antagonistas y nuestros aliados en la lucha por una vida sin opresiones, que permita la paz entre los de abajo y sostener la guerra social contra los de arriba y sus cómplices.

Esté quien esté en el poder en Venezuela en el futuro inmediato, sea chavista o antichavista, no tendrá más opción que reeditar el camino del “Paquetazo Económico” del gobierno de Carlos Andrés Pérez de 1989 e indicado por el FMI, la probada fórmula para ahorrar gastos en dominación y mantener a flote lo esencial del Estado: su atuendo íntimo de corrupción piramidal, autoritarismo, militarismo, y represión a lxs de abajo. Detrás de Venezuela los gobiernos de nuestra región seguirán, con ritmos y dinámicas ligeramente diferentes, el mismo camino. Solidarizarnos con el gobierno venezolano de turno ahora sería la crónica anunciada de una traición a nuestrxs compañerxs y a nosotrxs mismxs.

Ni PSUV, ni MUD: organización barrial, obrera y popular.
¡La lucha continúa!

Federación Anarquista de Centroamérica y el Caribe (F.A.C.C.) E individualidades autónomas

¡Salió Aurora #12!

Ya está para descargar la revista libertaria Aurora #12.
¡Salud y anarquía!
Contenido:
1. Editorial: La muerte de un dictador 2 pág.
2. Comunicado en solidaridad con los/as presos/as políticos/as de Costa Rica 3 pág.
3. El cierre del Centro Social La Libertaria 4 pág.
4. Para vos, efemelenista… 5 pág.
5. La reestructuración hegemónica de los países centrales y centroamérica 6 pág.
6. La violencia institucionalizada 9 pág.
7. Cuando el infierno en los otros quebranta ideales 12 pág.
8. Entrevista al filósofo francés Michel Onfray en Pensar el islam 13 pág.
9. Alas 15 pág.
10. 29 de marzo: Mártires ambientalisas presentes 16 pág.
10. Ante la elección de un asno yanqui 18 pág.

Revista Aurora #11

Contenido:

· Editorial: A defender la vida y salud de la clase trabajadora y la juventud
· “Crecí guardando manojitos de tiempo en los bolsillos”
· A Gustavo lo mató el especismo
· Hacia una Ecología Descolonizada
· Libertad de Amar
· ¿Qué es el Paganismo Anarquista?
· Momento histórico
· Tarde de toke y lluvia
· Razón-herramienta; no dogma
· Por lo menos…
· Musa libre

Descargar

Revista Aurora #10

Contenido de la revista:

-Editorial: Nubes oscuras 2
-¿Es posible un país sin pandillas? 3
-La trata de personas 4
-Cooperativa de Taxis El Pino exterminada por la delincuencia 5
-Aumento al salario mínimo, nada de qué alegrarse 6
-Evasión y elusión 8
-En sus rostros se ve el temor. Ya no hay fábulas 9
-¿Tiene sexo la inteligencia? 10
-Miguelina A. Acosta Cárdenas: Una semblanza 13
-El ciclo de la vida 15
-Mientras meditamos en la ventana 15
-Sos magia 16
-En el pueblo del “LIMÓN” 16

Descargar

Revista Aurora #9: su primer aniversario

aurora9portada

Contenido:

  • Primer año publicando la (A)urora    2
  • Apertura del “Centro Social La Libertaria” en San Salvador    3
  • Los Anarquistas casi no Molestan    4
  • El Centro Sindical Libertario: El primer centro libertario de El Salvador 5
  • FMI – FMLN en contra de los pobres, la clase trabajadora y el pueblo    9
  • Sobre el Congreso de la Internacional de Federaciones Anarquistas    11
  • Economía salvadoreña subsiste gracias al sector informal    12
  • The Woman Rebel y Margaret Sanger    14
  • Desde la libertad para la libertad    16
  • Danza Claudia    16